11/04/2005
EL VALOR DE LA GRATITUD

La pequeña virtud del agradecimiento es prueba de un gran corazón. Aun con el torpe o equivocado, desde el momento que tiene buena voluntad, debemos ser agradecidos, cuando menos por su buena intención.

La gratitud no significa ´devolver el favor´: si alguien me sirve una taza de café no significa que después debo servir a la misma persona una taza y quedar iguales. El agradecimiento no es pagar una deuda, es reconocer la generosidad ajena.

¿No es propio de un corazón verdaderamente generoso, mostrarse agradecido hacia los demás, aun de lo más insignificante que hayan intentado hacer por él? No resulta sin embargo tan raro el olvido de los servicios que nos prestan los demás; o, simplemente, nuestra mala costumbre de no demostrar nuestra complacencia. A esto hay que oponer el pequeño valor del agradecimiento.

Sucede a menudo que, mientras esperamos en vano el agradecimiento de personas a quienes hemos ayudado o hecho por ellas verdaderos sacrificios, otros por quienes nos sacrificamos mucho menos conservan por largo tiempo su reconocimiento. ¿No sucede a veces que agradecemos el favor ocasional de un extraño pero no damos la importancia que merecen a las contínuas delicadezas que recibimos en nuestro hogar?

Tenemos una memoria singularmente caprichosa. Si olvidamos fácilmente una amabilidad que nos han hecho, ¡con qué precisión retenemos, en cambio, el recuerdo de una falta de delicadeza, o de una ofensa! Un proverbio lo confirma: ´La memoria del mal tiene larga huella, la memoria del bien muy pronto pasa´. ¡Cómo sabemos recordar a los demás nuestros beneficios prestados o el trabajo que nos ha costado realizarlo!

Decir ´gracias´

En muchos hogares se habrá oído alguna vez el siguiente diálogo. En la mesa familiar, el niño pide un poco de pan a su padre. Éste lo toma y le entrega un pedazo que el hijo muerde en el acto con avidez.

- Y bien, pregunta el padre, ¿qué se dice?
Con la boca todavía llena murmura tímidamente el chico:
- Gracias.
- Gracias, ¿qué?
- Gracias, papá.

Y cuántas veces ocurre que una de las primeras palabras que pronuncia el niño es ´no´; no es necesario que nadie se lo enseñe. En cambio, ¡cuántas repeticiones son necesarias para inculcarle el hábito de decir ´gracias´!

´Gracias´ es la palabra mágica que introduce en el hogar la cortesía, el buen orden y la serenidad. Y el pequeño valor del agradecimiento brota de una conciencia que la educación ha iluminado.

No nos olvidemos de agradecer todo, de decir gracias al menor servicio prestado por quien sea, pronunciando esta palabra sin ninguna entonación, como si estuviéramos cambiando una simple mirada. Por sí sola, esta palabrita recompensa todos los trabajos; repara la frase acaso un poco dura que habíamos dicho anteriormente; equivale a una sonrisa y, a veces, la provoca; hace feliz al que la pronuncia y a aquel a quien va dirigida.
Escrito por Mente Cuerpo Y Emociones @ 11/04/2005 06:12:00 a. m.  
6 Comentarios:
  • At 11/04/2005 8:59 a. m., Anonymous Sophie said…

    hola amigo Manuel, excelente post, yo pienso que la gratitud es mas bien una actitud que nace del corazón en aprecio a lo que otra persona ha hecho por nosotros. Sin duda la gratitud es necesaria para entrar en una auténtica relación con Dios o con la persona que nos halla agraciado. Aqui te dejo algo que siempre recuerdo y que lei hace poco "La gratitud es importante en nuestras vidas. No podemos caminar por la vida si no apreciamos lo que tenemos, la vida misma, la perfección de nuestros cuerpos, nuestros hogares, padres y amigos, nuestros trabajos y nuestra capacidad para amar". Un fuerte abrazo.

     
  • At 11/04/2005 1:10 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Gracias por tu maravillosa tarea de comunicador de buenos pensamientos para la vida


    Ana Kruneva

     
  • At 11/04/2005 1:43 p. m., Blogger Pansy said…

    Manuel, a mi me pasa que no me gusta que me agradezcan las cosas que hago de corazon, pues me parecia que no era necesario hacerlo, pero ahora, que te leo, veo que es una manera de retribuir con una palabra el gesto de la otra persona ...
    Agradecer es ser humildes ...
    Gracias! por tan lindo post!, cada dia aprendo mas en tu Blog!

     
  • At 11/04/2005 6:40 p. m., Blogger Webmaster Bellas Venezolanas said…

    Gracias, Manuel.

     
  • At 7/28/2010 10:20 a. m., Blogger JAVIER JUVENAL SOTO GARCÍA said…

    Maravillosas enseñanzas que debo, y debemos desarrollar en nosotros para mayor beneplacito de vida y ser muy reconocidos por estar aqui con vida y tener amigos que siempre con sus enseñanzas nos guián por el camino. solo debemos fijarnos sus enseñanzas positivas dejando de lado lo negativo recordando que estamos en proceso de transformación, nadie es perfecto por ello, GRACIAS!! POR CREAR ESTE HERMOSO BLOG!! Bendiciones.

     
  • At 6/02/2011 5:47 a. m., Blogger Hugo said…

    Gracias simplemente gracias, me sirvió de mucho

     
Publicar un comentario
<< Home
 
 
Quien soy
Mi foto
Nombre: Mente Cuerpo Y Emociones
Ubicación: Kendall, Miami, United States
Escritos Anteriores
Escritos en el tiempo

Lo que suelo pensar

"Si no quieres seguir obteniendo lo que estas obteniendo, No sigas haciendo lo que estas haciendo", "Bendiciones para todos".

Lo que me gusta visitar
Sitios donde hago Ping
15n41n1
Blogalaxia
© 2004 namakamu.blogspot.com